Historia

Al cumplirse 86 años de formalizada la Hípica en nuestro medio debemos hacer un repaso al aspecto histórico del devenir hípico, contando que desde el Siglo XIX, ya se vivía la pasión de las carreras de caballos, y es por el año 1880 en Panamá, en el área de la Tumba Muerto, antiguo Camino de la Lotería, se celebraban competencias hípicas, luego sobresalieron equinos como AZABACHE, que tenía una extraordinaria velocidad, posiblemente esto ocurría durante la construcción de la vía del canal por los franceses.

Hipódromo Presidente Remón

Muchos años después, en la reconocida Avenida Central, antiguamente conocida por Calle Real, que se iniciaba en el Parque de Catedral hasta el llamado sector de La Quebrada, entre Calles J y 18 Este, también nuestros antepasados se dedicaban a las carreras de caballos.

En las áreas como Bella Vista, a orillas de la playa con el mismo nombre, por Peña Prieta, posteriormente en la Avenida Perú, en el tramo entre el Centro Comercial Presidente, hasta el sector del Antiguo Casino, lugar donde hoy está ubicado el Ministerio de Economía y Finanzas, fueron lugares que se realizaban carreras de caballos, especialmente carreras de dos caballos (Match-Race). Entre los años 1912 y 1913 en la ciudad de Colón, se celebraban carreras de caballos, estaba tomando tanta fuerza esta actividad, que se traían jinetes desde Jamaica para montar en Colón y estos llegaban de incógnitos, asimismo se hacían importaciones de equinos desde Jamaica. La finca de Juan Franco, por el año de 1910, era una llanura hermosa por el verdor y a través del terreno pasaba una quebrada, este lugar por su hermosura y deslumbrante paisaje fue escogido por los simpatizantes de la hípica para establecer las carreras de caballos.

Hipódromo Presidente Remón

El Club Hípico de Panamá o Panama Jockey Club, se funda el 15 de octubre de 1922. Exactamente este año se cumplirán 87 años de tan grato momento, donde los zapadores de la hípica: Raúl Espinosa, Francisco Arias Paredes, Ernesto (Neco) De La Guardia, Carlos Muller, Tomás Gabriel Duque, Nicanor De Obarrio y otros distinguidos caballeros, que coadyuvaron como propulsores en el caso de Jackie Pereira, Eduardo Chiari, Arturo Delvalle, Ernesto “Tito” Navarro y Enrique De La Guardi,a dieron la base para la compañía hípica, que dio cabida a la Gran Inauguración del Hipódromo Juan Franco. Don Lilito Guardia, quien al parecer ejerció la Gerencia del Club Hípico de Panamá, luego vino Don Neco De La Guardia, Don Raúl Espinosa y el estadounidense Harry Hart.

Regia Inauguracion del Hipodromo Presidente Remon

En áquel entonces, el 20 de junio de 1922, a las 11:00 a.m., se transcribió un Acta por la cual se constituyó el Club Hípico de Panamá, y las 322 acciones que se suscribieron fueron adquiridas por Nicanor De Obarrio, Raúl Espinosa, Enrique De La Guardia, Tomás Gabriel Duque, Carlos William Muller, Alexander Jonston Robertson, David Cardoze, Paul Vecker, Angel Castro, Theodore Mcginnis, Manuel José Diez, Anastasio Ruíz Noriega, Federico Boyd Jr. y Harry Tilden Boone. Ese mismo día se reunieron los miembros principales del Consejo de Administración de la Sociedad Anónima, denominada “Club Hípico de Panamá” y en inglés “Panama Jockey Club”, y eligieron entre ellos a los siguientes dignatarios: Presidente, Raúl Espinosa; Tesorero, Tomás Gabriel Duque; Secretario, Enrique De La Guardia; Vocales, A. J. Robertson y Nicanor A. De Obarrio.

Para otra fecha, como el 7 de julio de 1922, previa formal convocatoria se proyectó la construcción de las tribunas y la casa club del Hipódromo Juan Franco, recayendo la responsabilidad en A. J. Robertson y Federico Boyd Jr. El permiso por parte del Gobierno del entonces Presidente de la República, Dr. Belisario Porras, estaba demorado, ya que se encontraba adverso a las carreras de caballos, por que el Estado recién había adquirido la Lotería Nacional de Beneficencia y consideraba que el hipódromo podría perjudicar los sorteos de la institución benéfica, pero luego de hacerle ver las ventajas otorgó el permiso.
Previamente al día de Inauguración del Juan Franco se expidió el primer programa de carreras, que constaba de siete eventos, los detalles fueron impresos en el Periódico La Estrella de Panamá, que iniciaba formalmente la Hípica en Panamá.

Hipódromo Presidente Remón

Ese 15 de octubre de 1922, el Hipódromo Juan Franco abría sus puertas por vez primera, teniendo en ese entonces como Secretario de Carreras a Chas Allen, como jurados o Comisarios, a H. C. Ridenour, Theo McGinnis y Fred Boyd Jr., con una pista buena, se tenía que recorrer 800 metros (4 fgs.), para que a las 3:00 p.m., aproximadamente, cuatro ejemplares vieran acción en el primer evento de la programación de siete carreras, los caballos que participaron en este evento Maidem Pony, con sus respectivos puntos de partida fueron: (1) Chicket, (2) Skipper, (3) Lead Us y (4) Wildlife, el evento en todo su recorrido fue comandado y ganado por Lead Us, con la monta del jinete de apellido James, llevando 95 libras en su cabalgadura, luego en segunda posición se ubicó Wildlife con el jinete Shultz, 99 libras, tercero y durante todo el trayecto Cricket con el guía Myton, 111 libras, cuarto y último Skipper con Finnegan 108 libras, quien reemplazó a Mclean, quien se cayó al momento de montar su ejemplar.

Los fraccionales de la primera carrera oficial fueron 15 segundos, 32 segundos, 48 segundos y 1.05 exactos los 800 metros, en aquél entonces el propietario del ganador lo fue el señor Omphrey, y el ganador pagó $5.00 a su primera posición. La segunda carrera corrieron: Lord, Delfín, Inglaterra y Morita; para luego correrse el tercer evento con Niagara, Chomba Loca, Sonrisa y Chancellor; además se corrió la cuarta carrera con los ejemplares Shortcake, Meg, Chekers y Pegaso. En el quinto evento se enfrentaron Glorita, Quién Sabe, Plaudelín y No Sé, mientras que en el sexto evento Niagara, Chomba Loca, Cortéz y Coat Of Armas se midieron; en el Hipódromo Juan Franco se presentó la séptima carrera ese día con los siguientes protagonistas: Estrella, Dorris Morton, Lady Peerline y Chagres, como puede observarse varios ejemplares vieron acción en dos competencias durante la tarde.

En el año 1922, específicamente el 15 de octubre, se inauguró el Hipódromo Juan Franco, ubicado en aquella oportunidad en el área que hoy se denomina Urbanización De Obarrio, en la Vía España, y hay que destacar que esa fecha es considerada el Día del Hipismo Nacional, y en aquel entonces se dieron cuatro eventos de importancia en los tres últimos meses del año 1922. La primera carrera de importancia se verificó el mismo 15 de octubre de 1922, con el Handicap “Juan Franco”, programado en el sexto evento de la programación de siete carreras programadas, ganando el ejemplar “Cortéz”, con la guía del jinete de apellido Bilac, llevando 120 libras de peso, recorriendo la milla (1,600 metros) en 2.08 exactos, en una pista fangosa, propiedad del Padre de la Hípica Panameña, don Raúl Espinosa, teniendo como premio B/.150.00, participaron además, Niagara, Chomba Loca y Coat Of Arms, en aquel momento el Handicaper lo era Chas F. Allen.

Luego el 29 de octubre de 1922, se verificó el Handicap “Panamá”, teniendo como ganador a “Lord”, con la monta del jinete de apellido Blank, llevaba 114 libras, recorriendo los 4 fgs. (800 metros), en una pista ligera, en 56 segundos exactos, perteneciente al Stud P.J.C., reportando el premio de B/.125.00. Para el 3 de noviembre de 1922, el evento de mayor tradición en la Hípica panameña, el Clásico Independencia de Panamá, se corrió desde el primer año en que se formalizaba el hipismo nacional, tocando en esa oportunidad la victoria a “Capitana”, con la monta del jinete Valencia, que con 114 libras, recorrieron los 4 fgs. (800 metros) en 1.01 exactos, con premio de B/.150.00, y esta yegua era propiedad de otro reconocido hípico, como lo fue don Tomás Gabriel Duque. El último evento de mayor importancia en 1922, lo fue el Handicap “La Prensa”, en homenaje a los Periodistas de la época, donde el periódico de mayor reconocimiento era La Estrella de Panamá, para aquel momento pasó la meta en primer lugar “Sonrisa”, con el jinete Medina, quien llevó el peso de 128 libras, reportándose el tiempo de 1.46 exactos para los 7 fgs. (1,400 metros), con premio de B/.205.00, y Sonrisa pertenecía a C. De La Cerda. Así pasaron los tres primeros meses de formalizada la hípica, y le hemos presentando los cuatro eventos de mayor importancia que se dieron en el Hipódromo Juan Franco.

Transcurridos los primeros veinte años de iniciada formalmente la hípica en Panamá, en septiembre de 1942, se vencía el contrato con el Estado que tenía el Club Hípico de Panamá, y luego de negociaciones realizadas, la nueva Compañía Hípica ganó la licitación, con un éxito sorprendente se aumentaron las apuestas, los premios, se importaron más caballos y las entradas al fisco fueron en ascenso, luego la Constitución de 1946, estableció que todos los Juegos de Suerte y Azar que originen apuestas sólo pueden ser explotados por el gobierno y en consecuencia cuando entró a regir la ley, la Compañía Hípica Nacional se vio obligada a cesar operaciones, encargándose el Estado del funcionamiento del Hipódromo Juan Franco, este hipódromo continuó operaciones hasta 1956, año que se produjo la apertura del hoy reconocido Hipódromo Presidente Remón. Apertura del Hipódromo Presidente Remón La nueva obra para 1956, fue iniciada durante la gestión del General José Antonio Remón Cantera y terminada durante la gestión presidencial de Don Ricardo Manuel Arias Espinosa. El sábado 14 de julio de 1956, se inauguró el Hipódromo Presidente Remón, contando con la presencia del entonces Presidente de la República, Don Ricardo M. Arias E., quien entregó la Copa del Clásico Inauguración, e igualmente se hizo presente el Presidente Electo de aquel entonces, Don Ernesto De La Guardia. Miles de panameños se dieron cita en aquel histórico momento, las bellas damas ataviadas con sus mejores trajes festivos, los hombres con camisa y sombrero o bien con suéter y boina fijaban sus miradas a la bella y moderna estructura, y no faltaba el tradicional programa de carreras que con un diminuto tamaño de 8 ½ x 7 ½ pulgadas, que constaba solamente con los mandiles, nombres de ejemplares, propietarios, preparadores, jinetes, peso, color del ejemplar, edad, pedigree, colores, en algunos casos cuando los ejemplares llevaban unos parentésis, tenía como significado que ese equino había ganado en su última presentación, y por aquel entonces no se contaba con las líneas de carreras como existen hoy día, en esa época se leía mucho los sumarios (charts) de cada semana para llevar la idea de las presentaciones anteriores. La entrada principal del Hipódromo Presidente en el área administrativa, se contaba con una serie de banderas de diferentes países que engalanaban el nuevo edificio como la de Panamá, España, Brazil, Puerto Rico, Estados Unidos, Uruguay y otro buen grupo de emblemas patrios.

El Primer Gerente del Hipódromo Presidente Remón, en ese momento fue nombrado el personaje de Don Alberto “Pitín” De Obarrio, quien fue igualmente el último Gerente con que contó el recordado Hipódromo Juan Franco, contando como Presidente de la Junta de Control de Juegos estaba Alfredo Alemán, y principales funcionarios a Roberto Heurtematte, Manuel J. Paredes, Félix Luciano y Roosevelt Thayer, en ese momento los señores Comisarios eran Jorge Dawson, Luis Bunting y Mario De La Guardia, entre otros oficiales el Juez de Padock era Ovidio Alvarez, y el Secretario de Carreras era Petronilo Alonso En una bella tarde con tiempo claro, y una pista buena, se inició la programación con la presentación de siete ejemplares para el primer evento, era un lote de la Clase H- 1ª., importados, en distancia de 1,200 metros (6 fgs.) y premio de B/.400.00.

Los ejemplares que vieron acción en ese momento fueron: Fuerte, Príncipe de Gales, Doña Beatriz, Armador, Don Dani y en entrada Danielo e Iguazú. Danielo picó adelante en el compromiso y luego cedió ante Doña Beatriz que se mantuvo en el primer lugar durante gran parte del trayecto perdiendo por dos cuerpos ante IGUAZÚ, con la monta de Apolinar Reyes, propiedad del Stud Buena Fe, bajo la preparación de Luis Humberto Farrugia. Iguazú, era un ejemplar chileno, mulato, con cinco años de edad, hijo de Esso en Igualdad, con peso de 106 libras, recorriendo los 1,200 metros en 1.13.2. A continuación los detalles de ese primer evento:

  • 1- IGUAZÚ (Chile)
  • 1- 2 Apolinar Reyes 106
  • 2- Doña Beatriz (Irlanda)
  • 2- 1 Rubén Vásquez 118
  • 3- Fuerte (Chile)
  • 3- 1/2 Osvaldo León 113
  • 4- Danielo (Inglaterra)
  • 4- 5 Gilberto Montero 105
  • 5- Don Dani (Chile)
  • 5- 1 ½ F. Alvarez 106
  • 6- Principe de Gales (Chile)
  • 6- 1 ½ Blas Aguirre 110
  • 7- Armador (Chile)
  • 7- Alejandro Icaza 112

Ese día especial se corrieron diez eventos, y el Clásico Inauguración fue la principal carrera de la tarde, que contaba con B/.10,000.00 en premio y B/.2,100.00 en agregado, se corrió en 2,000 metros (10 fgs.).

Los ejemplares que vieron acción en ese momento fueron: Golden Corn II, Town´s Wall, Empire Honey, Mossadeq, Polemon, Golazo y Rosier. Town´s Wall picó adelante en el compromiso, luego Rosier tocó punta y se mantuvo intercambiando el comando con Town´s Wall, mientras Golazo y Mossadeq se mantuvieron cerca de los punteros durante la mayor parte del trayecto y al final Rosier ganó el Clásico por pezcuezo a Golazo y este a su vez le ganó a Mossadeq por pezcuezo igualmente, resultando un estrecho final, con la monta de Blas Aguirre, propiedad del Stud La Giralda, bajo la preparación de Henry White. Rosier, era un ejemplar argentino, alazán, con cinco años de edad, hijo de San Lucar en Reclame, con peso de 121 libras, recorrió los 2,000 metros en 2.05. A continuación los detalles del Clásico Inauguración:

  • 1- ROSIER (Argentino)
  • 1- pz. Blas Aguirre 121
  • 2- Golazo (Argentino)
  • 2- pz. Alfredo Vásquez 115
  • 3- Mossadeq (Chile)
  • 3- 5 Rubén Vásquez 121
  • 4- Town´s Wall (Irlandés)
  • 4- 3 F. Alvarez 121
  • 5- Polemón (Chile)
  • 5- 6 Virgilio Castillo 115
  • 6- Empire Honey (Inglés)
  • 6- pz. Guillermo Sánchez 121
  • 7- Golden Corn II (Irlandés)
  • 7- Jorge Phillips 111

Desde aquella oportunidad hasta diciembre de 1997, o sea durante 41 años el Estado administró el Hipódromo Presidente Remón, y luego de un paréntesis de casi dos años de negociaciones con diferentes compañías dedicadas a la hípica en otros lares, hoy día Hípica de Panamá, Empresa Administradora Operadora del Hipódromo Presidente Remón, S.A., ha tomado la concesión de manejar la administración del único hipódromo en nuestro medio, Al encomendarse las diferentes labores de remodelar el Hipódromo Presidente Remón, se hizo hincapié en las dos tribunas, el paddock abierto y cerrado, además de un cambio y mantenimiento de la pista principal al igual que la pista chica, contando con la compra de camiones cisternas para remojar la pista, al igual que tractores con rastrillos para emparejar la arena, además se han colocado dos grandes tanques para agua que proviene de los pozos del H.P.R., que constantemente son utilizados para suavizar la pista.

Mientras todos los cambios se iban presentando, se inició con las carreras vía satélite desde los mejores hipódromos de los Estados Unidos, entre los circuitos de California y Nueva York, nos remontamos al 2 de enero de 1998, cuando la empresa inicia ese proceso, a la par se emprendía con el nuevo plan de trabajo de privatización de agencias de apuestas y expansión de un mayor número, para brindarle las mayores comodidades al público hípico, ofreciendo variedad y mejores ubicaciones de los nuevos centros de apuestas, se cuenta con alrededor de sesenta (75) agencias, en lugares como Colón, Arraiján, Aguadulce, La Chorrera, Las Tablas, David, Santiago, San Miguelito, y en toda la ciudad capital. El sistema de Circuito Cerrado, con la modalidad de realizar un estudio completo de todos los eventos que se presentaban, con un grupo de profesionales de la comunicación social y con basta experiencia en los aspectos hípicos del norte y del patio, aunado al hecho que se ha dotado de un moderno local para Patrulla Fílmica, Tele-Timer, para las narraciones de las carreras, oficina de Simulcast, y Sumarios, mientras que la caseta de los señores Comisarios fue reconstruída en su totalidad para facilitar el trabajo que desempeñan las primeras autoridades los días de carreras locales.

En cuanto a las propias edificaciones, se ha pintado todas las áreas principales y de acceso al hipódromo, a la vez se trabajó en el cambio de techos de las graderías y salas, al igual que la remodelación de los Salones APPUCAPA, Presidencial y Montecarlo, construyendo además el Salón Turf Club. En relación al cuerpo de seguridad, se cuenta con una agencia dedicada a este tipo de trabajo, que durante las 24 horas del día brinda un servicio eficaz, aunado al hecho de que el hipódromo está totalmente cercado y cuenta con garitas para un mejor control. Hoy día se cuenta con dos modernas gateras, o bien se le conoce como arrancador oficial de carreras, para beneficio de toda la familia hípica, que esperaba por un mejor instrumento de trabajo, punto vital para realizar cualquier evento hípico.

En el transcurrir de los días las innovaciones y los ánimos por presentar un gran espectáculo al público crecen por parte de la empresa, y es allí que se mantiene el sistema de Apuestas por Teléfono. Las jugadas que se presentan en el Hipódromo Presidente Remón, son Ganador, Exacta, Quiniela, Trifecta, Dupleta, Pick-3, Pool de 4, 5 y 6 y Cuatrifecta.

La empresa Hípica de Panamá, S.A., se activa a nivel de los mejores centros hípicos del mundo, y usted puede ver en vivo las carreras locales por vía Internet, con solamente accesar a la página web del Hipódromo Presidente Remón, www.hipódromo.com Solamente necesita darle clic en el link Turff TV Hipódromo, y podrá ver todo lo relacionado a los eventos locales, que se transmiten por el canal 66 de Cable Onda.

También se ha implementado el nuevo sistema “Commingle”, en la cual las apuestas efectuadas en Panamá, se verán reflejadas en los tableros de los hipódromos de Beulah, Mountaineer, Penn National, Retama Park, Turf Paradise, se pagan los dividendos de esos centros hípicos, y todos los hípicos podrán recibir más dinero en ganancias. Es parte y objetivo de la Empresa Hipódromo Presidente Remón, S.A., con la Vice Presidencia del Lcdo. Juan Carlos Restrepo, seguir trabajando por una hípica que vaya acorde al mundo presente y con las mejores proyecciones para coadyuvar al resurgimiento del deporte que apasiona al panameño.

Este año el Hipódromo Presidente Remón, cumplen 50 años (Bodas de Oro) desde su inició en el óvalo juandieño.